Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

aceptar cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
La moraleja
12 de agosto de 2020
Síguenos en:

Los comerciante del Centro Comercial El Encinar, piden poder abrir cuanto antes

Escrito el en Noticias

La moraleja

Los comerciantes del Centro Comercial El Encinar, piden ayuda para poder abrir sus locales cuanto antes:

Petición de ayuda al comercio de proximidad en Distrito Urbanizaciones de Alcobendas y ofrecimiento para colaborar en el control de la expansión del virus COVID 19.

Desde el día 4 de Mayo se inició la fase “0” de desescalada, en la que se permite la apertura de pequeños locales con cita previa y cumpliendo  ciertas medidas de seguridad para evitar el contagio del virus COVID 19, con el fin de empezar a revitalizar la actividad económica.

Se trataba de locales de menos de 400 m2 y expresamente se excluía a grandes parques comerciales y centros comerciales para evitar aglomeraciones.

Los firmantes de este escrito somos un grupo de autónomos y Pequeñas PYMES que cumplimos con todas las normas de seguridad e higiene marcadas y desarrollamos la actividad en un pequeño centro comercial en El Encinar de los Reyes, La Moraleja (Madrid).  Tanto autónomos, propietarios y empleados estábamos ilusionados y dispuestos a trabajar con toda la energía a partir del día 4 de Mayo.

Como nuestro caso hay muchos en toda España, damos servicio a una zona en la que no hay locales a puerta de calle. Se trata de barrios donde la vida se ha organizado en modelos urbanísticos que consisten en zonas amplias, de baja edificación sin locales, desarrollándose la actividad comercial y de servicios en torno a pequeñas galerías o centros comerciales dónde además la afluencia suele ser muy contenida y limitada a los residentes.

En la publicación definitiva del Boletín Oficial donde se detallan las actividades permitidas en cada fase se excluyen los “centros comerciales” en general, excepto las actividades de primera necesidad que ya se venían permitiendo.

La consecuencia en nuestra zona es que para encontrar los servicios o productos que ofrecemos, los residentes deben desplazarse a otros barrios donde haya locales a puerta de calle que sí están abiertos. Por ejemplo, alguien que se desplaza a comprar al supermercado en nuestro centro, puede ir a la farmacia o al banco, entre otros, pero se encuentra la puerta de la peluquería o del pequeño comercio cerrada y tiene que coger el coche y marcharse a otra población cercana, con lo que los riesgos relativos al desconfinamiento aumentan.

Al margen de la pérdida de actividad para nosotros, no tiene lógica desde el “desconfinamiento” y los criterios sanitarios, que los residentes de este tipo de zonas tengan que buscar esos servicios desplazándose fuera de la zona.

Por ello pensamos qué tanto para el control de la pandemia como para la reactivación de la   economía en el distrito, deberíamos trabajar en las mismas condiciones que el resto de comercio de proximidad.  Por otra parte estamos en condiciones de garantizar la seguridad no sólo porque ya hemos implantado las medidas de seguridad por encima de las recomendadas, sino porque la organización del propio centro comercial facilitaría el control de aforo en caso de ser necesario (nunca hemos visto aglomeraciones y la distancia de seguridad podría ser de decenas de metros en los viales comunes) con los medios de que dispone produciéndose un doble control a la entrada y salida de la zona comercial y en la entrada y salida de cada local.

SOLICITAMOS AYUDA PARA QUE LAS FAMILIAS QUE DEPENDEN DE ESTOS PEQUEÑOS NEGOCIOS PODAMOS SALIR A FLOTE SIN ESCATIMAR EN ESFUERZOS Y OFRECEMOS QUE ESTA MISMA ACTIVIDAD SIRVA PARA EVITAR DESPLAZAMIENTOS INNECESARIOS A LOS RESIDENTES.

 



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión

La moraleja La moraleja La moraleja