Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

aceptar cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
La moraleja
18 de junio de 2021
Síguenos en:

Leslie Weinstein- Ikebana

Escrito el en Noticias

La moraleja

Leslie Weinstein, diseñadora gráfica, es maestra de Ikebana de la escuela Sogetsu, escuela moderna del arte del arreglo floral japonés. Más allá de crear una obra viva y de exquisita estética, donde menos es más, el Ikebana encierra numerosos secretos que esta vecina del Soto nos descubre.

“Ikebana es el arte del arreglo floral proveniente de la tradición budista. Es, y ha sido desde sus inicios, un arte espiritual en el cual conectamos con nuestro interior. Llegó a mi vida por una exposición en el Jardín Botánico de Madrid. Un cartel, en el colegio de mis hijas, anunciaba la exposición, con un arreglo que me cautivó por su simplicidad, ligereza, elegancia y belleza. Entré en un estado meditativo del que no quería salir. En la exposición, vi una demostración y sentí una fuerte conexión. Me apunté a las clases que en ese momento daba la asociación de Ikebana Internacional en el hotel Villamagna. Conocí a Yoshiko Yachida, maestra de la Escuela Sogetsu, quien ha sido mi mentora y me formó como maestra de esta escuela”.

Surge como ofrendas al buda, y pasa al Japón de la mano de misioneros. Hoy es considerado un arte japonés ya que es allí donde se instaló y multiplicó su práctica, expandiéndose por todo el mundo.

“El ikebana conserva su significado espiritual, nos conecta con nuestro interior, con la naturaleza y el entorno, enseñándonos a cuidarlo. Hace que vivamos plenamente el momento presente, al darnos cuenta de lo efímera que es la vida. Más que el resultado de nuestro arreglo, nos centramos en el proceso mientras lo realizamos. De esta forma, vamos desarrollando paciencia, un valor que estamos perdiendo, acostumbrados a conseguirlo todo de forma inmediata. También aprendemos a ser resolutivos, buscando soluciones para nuestros arreglos. Nos enseña a fluir, recordándonos que las cosas no siempre salen como queremos, aprendiendo a salir adelante con lo mejor que tenemos a nuestro alcance. Hoy aprecio todo lo bello que nos rodea. A menudo me detengo cuando veo podas en la calle y no puedo dejar de cortar algunas ramas para darles una segunda vida en futuros arreglos».

Nuestra vecina, da cursos semanales de Ikebana de la Escuela Sogetsu, -presenciales o virtuales-. No se necesitan conocimientos previos para aprenderlo, puedes asistir a las clases de manera continua o avanzar a tu propio ritmo según tu conveniencia.

Leslie es miembro del Sogetsu Teachers’ Association de la Escuela Sogetsu en Japón. Puede formar y certificar a otros maestros que quieran dedicarse a enseñarlo. También publica un boletín quincenal gratuito donde comparte la filosofía y arreglos de Ikebana.

Realiza los arreglos florales para el Hotel Totem Madrid así como arreglos por encargo, desde detalles de agradecimiento a arreglos para grandes eventos.

@leslie_weinstein www.leslieweinstein.com – Foto tomada en el Totem Hotel de Madrid por Tcach Fotografías



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión

La moraleja La moraleja La moraleja