Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

aceptar cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
La moraleja
26 de junio de 2022
Síguenos en:

Jóvenes singulares. Carla García-Faya: diseñadora de moda

Escrito el en Noticias

La moraleja

“Empoderar a las mujeres es algo que hago a través de la ropa, un medio muy eficaz para lograrlo”, decía Donatella Versace de su oficio. Y como esto va de empoderamiento,Jj queremos hablar de una joven diseñadora, Carla García-Faya, que con sólo 15 años ya hacía sus pinitos en esto de vender sus propios diseños; y en 2017 lanzaba su primera colección bajo la marca: CGF DESIGNS.

Carla lleva el talento en las venas, ya en el colegio tenía clara su vocación. “Estudiar moda es la única opción que he tenido siempre. No creo que sepa hacer otra cosa. Recuerdo que en Historia el único examen en el que escribí más de dos caras fue el de la Revolución Francesa, y no porque me lo supiese muy bien, sino porque me gustaba María Antonieta. Mi profesora se rio tanto conmigo y con el examen que para el tema final me pidió confeccionar unos trajes para explicar las guerras mundiales a través de la evolución de la moda”.

Actualmente, Carla estudia el tercer año en el grado de Diseño de Moda en la Universidad ESNE en Madrid. No sin antes probar suerte, o más bien vocación, en la prestigiosa UAL Saint Martins de Londres, una de las universidades más reconocidas a nivel mundial en el entorno de la moda y el diseño. Phoebe Philo, John Galliano o Alexander McQueen, fueron algunos de los iluminados que pasaron por allí.

“Mi hermana mayor estaba haciendo su máster en Reino Unido y me dijo que sería una experiencia muy buena. Pero la carrera siempre quise hacerla en España, me hubiese dado mucha rabia no hacerla sin mi madre al lado, ya que ella siempre quiso estudiar moda”.

Pero como en todas las profesiones donde la creatividad y la aceptación son ingredientes indispensables, los diseñadores también tienen sus altibajos. Nadie dijo que fuera fácil. Ahí reside la grandeza de este tipo de profesiones, la resiliencia y la fortaleza. Mantenerse firme y no dejarse llevar por los malos o buenos momentos.

“Hay veces que soy extremadamente feliz, sobre todo cuando acabas un proyecto y ves reflejado todo el esfuerzo. Pero es muy difícil conocerse al cien por cien y saber lo que se quiere en todo momento. Aunque diseñar sea una de mis mayores pasiones, aún no sé cuál es mi sitio en la moda”.

Y añade: “Es una industria que consume muchísimo y eso que ni si quiera he salido al mundo real. Pero según pasa el primer año de carrera y ves a la cantidad de gente que la deja, te das cuenta que es un camino difícil psicológicamente. No es nada complicado de sacar, pero al menos para mí, es imposible estar orgulloso de tu trabajo siempre. El diseño en general es un campo en el que para prosperar hace falta ser diferente, innovador y, sobre todo, destacar. Al final hay que quererse a uno mismo tal y como es, cada uno tiene su esencia, su campo y su función. Hay que confiar en lo que el destino tiene preparado para cada uno”.

Desde el año pasado Carla se centra en su formación y también en hacer diseños individuales por encargo -sobre todo de invitadas-, para así aprender y ampliar su porfolio. Además, ya comienza a llenar la vitrina de triunfos con reconocimientos como los premios a Mejor Vestuario y Mejor Fashion Film por su corto “Viaje Astral”, reconocidos a nivel nacional en el concurso Feelmotion-ESNE International Short Film Festival 2021.

“Lo chulo de diseñar es que a veces salen cosas que ni tu creías que irías a hacer”, asegura. La diseñadora lo tiene claro. “Nunca hay que dejar de imaginar, ni de proyectar”.

Ya se lo decía su abuela: “Si te imaginas algo todos los días de tu vida lo acabarás teniendo o consiguiendo”. Una máxima que a Carla le ha funcionado en muchos aspectos. “Hay que mantener esa chispa de la niñez, porque como bien escuche en una ocasión: ‘La madurez consiste en ir descartando sueños’”.

“Nunca hay que conformarse”, nos quedamos con esta frase de una promesa del diseño nacional de la que pronto escucharemos muchas y buenas noticias. ¡Suerte!

@cgf.desings



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión

La moraleja La moraleja