Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

aceptar cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
La moraleja
09 de diciembre de 2022
Síguenos en:

Cuidar de las personas mayores con vocación, profesionalidad y cariño

Escrito el en Noticias

La moraleja

Ballesol Parquel Almansa, Príncipe de Vergara y Francisco de Rojas

En línea con su modelo de promoción de un envejecimiento activo y saludable, cada residencia de mayores en Madrid, Ballesol Príncipe de Vergara, Apartamentos para mayores Parque Almansa y Francisco de Rojas apuestan por una gestión personalizada de los cuidados, acorde siempre a las necesidades de cada cual. “Se trata de promover una manera de envejecer más activa y participativa, pero dentro de un modelo residencial en el que sea el centro el que se adapte a la persona y no al revés”, adelantan desde la dirección de estas tres residencias situadas en el centro de Madrid.

El objetivo: potenciar, preservar o recuperar la autonomía de la persona, haciendo que esta cumpla años en las mejores condiciones de salud y bienestar.

En línea con ese pensamiento en cada residencia de ancianos en Madrid de Ballesol trabajan ofreciendo a cualquier persona, independientemente de la patología o necesidad, la oportunidad de recuperar, de la forma más rápida y completa posible, su capacidad funcional. Para lograrlo, “apostamos, además, por estilos y proyectos de vida saludables y por un aprendizaje constante que haga que nuestros mayores puedan seguir creciendo como personas, potenciando, al mismo tiempo, las funciones cognitivas”, coinciden estos centros en la manera integral que tienen de cuidar a las personas.

La atención personalizada por la que apuestan estas residencias Ballesol – Francisco de Rojas, Apartamentos tutelados Parque Almansa y Príncipe de Vergara – situadas además en zonas privilegiadas de Madrid, permite que, al ingreso de casa residente, “se realice un abordaje integral de la persona, a través de todos los
diversos departamentos que conforman la residencia, y que colaboran a lograr un máximo rendimiento y bienestar físico, funcional y social de la persona”

Este es uno de los valores que las diferencian del resto, siendo también referentes en áreas como la medicina traumatológica, ortopédica, la animación sociocultural o la alimentación adaptada a cada persona y pautada siempre por médicos y nutricionistas.

Unidad específica para estancias post-hospitalarias

Las residencias Ballesol cuentan con una Unidad de Recuperación Funcional, un aspecto a destacar, ya que se trata de un área específica para estancias post-hospitalarias, donde las personas pueden recuperarse de una operación o proceso hospitalario. Así, ante fracturas de cadera, prótesis de rodilla, secuelas por
inmovilización, enfermedad pulmonar obstructiva, enfermedades neurológicas o accidentes cerebro-vasculares, estas residencia de Madrid ofrecen una respuesta geriátrica óptima aplicando terapia spara la recuperación funcional, cognitiva o neuropsicológica.

Dotada de recursos tecnológicos innovadores para el diagnóstico y tratamiento de cualquier patología, estos centros se han convertido en la primera opción para este tipo de pacientes, gracias a esta unidad destinada a la mejora y superación de un problema de salud o a la recuperación de la autonomía por parte de la persona mayor. A su vez, disponen de otro tipo de estancias más allá de las permanentes, es el caso de las estancias temporales, por respiro familiar o vacacionales.

Evitar la soledad

En Ballesol son conscientes de la importancia que tiene la participación social y comunitaria para dar respuesta a las situaciones de soledad no deseada y aislamiento social. Por eso, las estancias que ofrecen estas tres residencias están pensadas para el desarrollo de un envejecimiento productivo y exitoso, pero también intentan dar respuesta al plano más afectivo de la persona, proponiendo un buen número de actividades y servicios adicionales.

En este sentido y para dar cobertura a esa área más afectivo- emocional o vital, los centros de Príncipe de Vergara, Parque Almansay Francisco de Rojas, cuentan con un equipo de Coordinadores de Actividades y Bienestar, cualificados y capacitados para lograr un envejecimiento activo de las personas mayores y apoyarles en sus elecciones de ocio y bienestar. En definitiva, un espacio donde cumplir años en plenitud y en las mejores condiciones de salud y bienestar.

 



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión

La moraleja La moraleja