Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
21 de octubre de 2018
Síguenos en:

Zagros Sports: practicar ejercicio 30 minutos al día evita las piernas hinchadas

Escrito el en Noticias

El deporte combate la hinchazón de piernas provocada por la retención de líquidos y una mala circulación, situación que empeora con las altas temperaturas del verano. Dedicando 30 minutos al día a la práctica de ejercicio aeróbico y de fuerza es posible contrarrestar los efectos de la acumulación excesiva de líquidos en los tejidos. Un problema que puede empeorar en el caso de las mujeres a causa de la menstruación, los embarazos o la menopausia. Sergio Daza, director de Salud de Zagros Sports Puerta de Europa, describe los ejercicios y pautas más adecuados para no sufrir de piernas hinchadas.

La causa de que la retención de líquidos en las extremidades se agudice en verano se encuentra en que el calor dilata las venas y hace que sus paredes pierdan elasticidad, por lo que se dificulta el retorno de la sangre desde las piernas hasta el corazón. Esta mala circulación puede tener un origen hormonal o estar relacionada con otros factores como un estilo de vida sedentario, una mala alimentación o pasar mucho rato sentado o de pie. Quienes sufran de piernas hinchadas todo el año, deberán consultar con sus médicos el origen de este desajuste, ya que puede deberse a problemas renales o incluso a una insuficiencia cardiaca.

Los 5 ejercicios más efectivos, incluyendo saltos y sentadillas
Con una sencilla rutina de 5 ejercicios de resistencia aeróbica y de fuerza específicos para el tren inferior las piernas permanecen activas el resto del día y se favorece el correcto funcionamiento del sistema circulatorio. Además, este tipo de entrenamiento potencia el drenaje a la vez que aumenta las pulsaciones para acelerar el movimiento de los fluidos.

– Subir escaleras: un ejercicio sencillo y al alcance de todos con el que se moviliza por completo la totalidad del tren inferior. Se ven involucrados un alto número de músculos y se produce un rápido aumento del riego sanguíneo. El experto de Zagros Sports recomienda, para los principiantes, cambiar el ascensor por las escaleras cuando se vuelva a casa para apreciar la diferencia. Quienes suelan practicar deporte, pueden realizar 5 series de escaleras de 60 segundos cada una, con un descanso de 30 segundos entre serie y serie.

– Saltos: los saltos inducen el movimiento de los líquidos, tanto del sistema circulatorio como del linfático. Según las opciones al alcance de cada uno, se puede optar por saltar a la comba 5 series de 10 segundos cada una o saltar en un trampolín o cama elástica.

– Sentadillas: como parte del trabajo de fuerza, las sentadillas también activan el tren inferior e contribuyen a la eliminación de toxinas. Con las piernas abierta el ancho de los hombros, se imita el acto de sentarse y se forma con las piernas un ángulo de 90º. Tras aguantar la postura unos segundos, se vuelve a la posición inicial. La frecuencia recomendada es de 3 series de 12 repeticiones cada una, con un descanso de 30 segundos entre series.

– Zancadas: las zancadas aumentan la musculatura implicada en el entrenamiento al trabajar incluso el abdomen. Para una correcta práctica, se separan las piernas el ancho de los hombros, colocando una delante y otra atrás como posición inicial. Desde ahí, se flexionan ambas piernas formando un ángulo de 90º. Se realizan 12 repeticiones con cada pierna vigilando que la espalda se mantenga recta y la cadera al mismo nivel.

– Carrera dentro del agua: los ejercicios dentro de la piscina son altamente eficaces. El agua aumenta la intensidad del entrenamiento a la vez que reduce el riesgo de lesiones al limitar el impacto sobre huesos y articulaciones. Correr, trotar o saltar dentro del agua moviliza los líquidos del organismo y contrarresta los efectos del calor.

Cada rutina de entrenamiento debe comenzar con un calentamiento de 10 minutos de ejercicio aeróbico de resistencia, como puede ser caminar rápido. En el gimnasio se puede optar por la bicicleta estática o la elíptica para variar el ejercicio y no caer en la rutina.

La importancia de mantener una hidratación adecuada
Junto con el ejercicio físico, unas sencillas pautas nutricionales de aplicación diaria reducen el malestar de las piernas hinchadas. Aunque pueda parecer contradictorio, la recomendación más importante consiste en mantener unos adecuados niveles de hidratación. Beber más de 2 litros de agua al día es sinónimo de una mayor eliminación de líquidos a través de la orina y, por lo tanto, de una reducción del nivel de retención en los tejidos. Los alimentos ricos en agua también facilitan una hidratación constante. Si además se practica deporte, la cantidad de agua a tomar debe aumentar, dado que con ello se favorece el correcto funcionamiento de los músculos y se reduce el riesgo de lesiones.

Las bebidas diuréticas por su parte pueden acelerar la pérdida de líquidos, ya que aumentan la secreción de orina por los riñones y aceleran la eliminación de sustancias nocivas para el organismo. Lo contrario que ocurre con la sal y los productos con alta concentración de azúcares, que se deben evitar al aumentar la acumulación de líquidos. El problema no reside tanto en las comidas preparadas en casa, sino en los platos envasados, cuyo control es más fácil pasar por alto. A esto hay que sumar que los azúcares refinados que contienen la mayoría de productos procesados dificultan la quema de calorías y contribuyen a la formación de las grasas.

Y no olvides que tienes un Zagros Sports muy cerca de casa, en la zona de La Moraleja.

www.zagrossports.com



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión