Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
18 de noviembre de 2018
Síguenos en:

La Butiq, el nuevo gastrobar del Grupo La Máquina en La Moraleja

Escrito el en Shopping y Aperturas

El grupo La Máquina tiene uno de los restaurantes más prestigiosos de La Moraleja, que en los últimos años se ha convertido en un espacio de referencia en la capital. Ahora, sigue cosechando grandes éxitos con la reciente inauguración de su nuevo gastrobar La Butiq, situado en el local contiguo, en La Plaza de La Moraleja.

Se trata de un nuevo concepto, una coctelería con delicattessen perfecta para el after work, una alternativa para tomar una copa después de comer  y cenar, o para el aperitivo con una selección de los mejores productos gourmet, acompañados por champagne francés o por uno de sus cócteles. La oferta gastronómica también incluye ostras, caviar y pinchos, entre otras sugerencias.

Un diseño que firma el Estudio de Isabel López, con proyectos tan importantes como el restaurante Filandón de Madrid o el Salt Event´s Restaurant del Hotel W de Barcelona. El local está presidido por una gran barra cuadrada sobre la que se extiende una espectacular lámpara que ocupa la totalidad del espacio, una creación de la interiorista en exclusiva para La Máquina.

Tonos dorados en el interior, y un aire más desenfadado y vivo en el exterior, sin perder el estilo sencillo y moderno, pero acogedor, de su mobiliario de diseño, con grandes sillas y mesas redondas de Teka. La Butiq rinde homenaje con su nombre al negocio que le precedió, con muchos años en La Moraleja y que ahora da paso a un bar que promete convertirse en el nuevo punto de encuentro de la zona.

Escrito por María Couso



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión