Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
16 de noviembre de 2018
Síguenos en:

Internet, acoso escolar o violencia, en las Jornadas de Prevención de Riesgos de Colegio Base

Escrito el en Noticias

La Fundación Colegio Base organizó el pasado 7 de febrero, a través de su Escuela de Familias, varias conferencias coloquio sobre los riesgos de los menores en Internet, para alumnos de 6º de Primaria y 2º de ESO; acoso escolar y ciber-acoso, para los alumnos de 5º de Primaria y 1º de E.S.O.; violencia de género, igualdad y no discriminación sexual, para los alumnos de 3º E.S.O.; y prevención de drogas y alcohol para los alumnos de 4º de E.S.O.

Para ello, Colegio Base contó con la presencia del agente de la Guardia Civil, Carlos Martín, miembro del Plan Director para la Convivencia y Mejora de la Seguridad en los Centros Educativos y sus Entornos. Carlos expuso a los alumnos y a los padres cuáles son los “peligros” que se encuentran sus hijos en distintos ámbitos de la vida, e insistió en que tienen que ser conscientes y muy prudentes con todos y cada uno de los riesgos que conllevan las distintas situaciones. La mejor manera de prevención es el conocimiento, por lo que detalló cuáles son los mayores peligros en la Red. Toma nota, ya que es muy interesante y práctico.

Phishing: “ciberpesca”. Es decir, la imitación de páginas web para conseguir nuestros datos o dinero. Para evitarlo, es importante comprobar que en la URL haya un candado y ponga https, no http. Ciberbaiting: se trata de grabar a un profesor con un móvil para humillarlo subiendo el archivo a Internet. Esta acción está ya catalogada como delito. Ciberbullying: acoso escolar en redes. Grooming: “engatusamiento”. Se trata de varones de entre 35 y 55 años con conocimientos informáticos que se hacen pasar por niños para conseguir datos, fotos, etc. Los niños se confían, creen que son sus amigos y les dan la información; muchas veces lo que hacen es enviarles un enlace que es un spywer que hace que la cámara esté activada aunque el ordenador esté apagado, de esta manera consiguen imágenes y vídeos privados que pueden utilizar.

Por otro lado, está la suplantación de la identidad, hacerse pasar por otra persona bien con el objetivo de robo de identidad (aprender la contraseña y meterse en el perfil) bien con el de creación de red social (hacerse pasar por quien no es). Y el Sexting: intercambio de imágenes eróticas. No es un delito (2 de cada 10 parejas adolescentes lo practican), pero hay que tener precaución para que no se convierta en “sextorsión”, que se trata de delitos relacionados con este intercambio de fotografías con el objeto de dañar o humillar.

En la charla de Violencia de Género, se habló acerca de los estereotipos de ser hombre o mujer, desde el momento en que nacemos, qué es lo que se espera de nosotros según las características de nuestro sexo, resaltando que vivimos en una sociedad violenta donde el 58% de las películas ofrecen imágenes violentas y el 78% de los videojuegos son violentos. Sin embargo, el éxito de su charla estuvo en que no centró la violencia de género en violencia física, sino en otras formas de maltrato que comienzan cuando en la pareja (en este caso de adolescentes) deja de haber “buen rollo” y confunden el control del otro con el cariño mal entendido. Resaltó la importancia de valorar el lugar de nacimiento y del entorno social de cada persona.

En la charla sobre prevención de drogas y alcohol, hizo especial hincapié en que la droga más peligrosa es el alcohol porque está socialmente aceptado. Expuso ejemplos para que reflexionaran sobre el problema que supone la falsa seguridad que se tiene al beber, el “yo controlo” que muchos jóvenes tienen cuando se toma alcohol. Les dio datos como que en 2017 unos 28 menores de edad murieron por coma etílico en la Comunidad de Madrid; que se produjeron dos mil comas etílicos y que 14 de cada mil acaba en muerte. Quiso que entendieran que cuando se deja de controlar, se deja de ser uno mismo para convertirse en otra persona. A continuación habló de otras drogas y de los peligros que conllevan.

Como punto importante de sus charlas, resaltó que no hay que tener miedo a decir “no”a los hijos. Hay que enseñarles los peligros que se pueden encontrar y cuáles son sus consecuencias, dejándoles a ellos la responsabilidad de decidir si quieren estar a un lado o al otro de cada situación.

 

 

 



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión