Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

aceptar cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
La moraleja
23 de mayo de 2019
Síguenos en:

¿Conocemos los riesgos de internet para nuestros hijos?

Escrito el en Noticias

La moraleja

Cerca de medio centenar de madres y padres acudieron a una charla coloquio que se realizó hace unos días en Imagina para mostrar los peligros de internet para los niños y jóvenes y para dar claves y herramientas sobre su uso seguro.

La conferencia, organizada por el Ayuntamiento de Alcobendas, fue impartida por Javier Fernández Reyes, ingeniero de Sistemas Microsoft, especialista Informático y Policía Nacional con 10 años de experiencia en policía Judicial, de los cuales los últimos seis han sido como Investigador de delitos tecnológicos. Fernández Reyes pertenece a la asociación Santos Ángeles Custodios de España, amigos del Cuerpo Nacional de Policía una entidad -sin animo de lucro, de carácter benéfico y de ámbito nacional- que con este tipo de actos ayuda y colabora en la prevención.

“Nuestros hijos son lo que se denomina ‘nativos digitales’. Desde que son muy pequeños, apenas con dos años tienen una Tablet en la mano y la usan mejor que nosotros”, explicaba Javier Fernández. “Esto conlleva que tenemos que tener una serie de precauciones. Igual que cuidas de que tu hijo no se acerque a la ventana o no meta el dedo en un enchufe, tienes que tener cuidado a los contenidos a los que accede. No puedes dejarle solo mientras esté en internet. Debes controlar lo que hace”.

Y estas precauciones se hacen aún más necesarias cuando los hijos crecen. “En internet todo el mundo miente y, además, es atemporal, es decir el peligro está igual a las 18 horas que a la una de la madrugada. Si no dejamos a nuestros hijos estar a las 3 de la mañana solos por las calles de Madrid ¿por qué les permitimos que estén en internet solos a esas horas”. Internet es “una ventana abierta a todo. A lo bueno y a lo malo. Y aquí es donde entran temas como las estafas digitales, el juego, las adicciones, las comunidades peligrosas (autolesión, juegos on line, adoctrinamiento, apologías…) o el grooming (acoso sexual a menores a través de las redes)”, explica Fernández.

“Nuestros hijos tienen una identidad real y una identidad digital que para ellos es mucho más importante, que defienden con uñas y dientes porque de ello dependen su popularidad, depende que existan para los demás. Pero todo lo que hacen para crear esta identidad deja un rastro que puede ser malutilizado. Lo que cuelgas en internet, lo que se llama el mensaje o tatuaje digital, se queda siempre ahí. Aquí entra el sexting, que el hecho de colgar contenidos de carácter sexual en las redes, algo que puede tener consecuencias nefastas. Al hilo de esto, otro de los problemas es el ciberbullying que es mucho más dañino que el acoso presencial porque no puedes

luchar contra él directamente. Hablamos de fotos de contenido sexual que se cuelgan sin consentimiento, de insultos, de presiones, de ataques a la imagen…”

Para luchar contra estos y otros muchos peligros que alberga la red “Es mejor enseñar que prohibir. Internet y las TIC nos son ningún mal, es su mal uso el problema. Nuestros hijos van a tener redes sociales y van a usar internet queramos o no. Si no es casa se buscarán la forma de acceder”, explica Javier Fernández

“Por eso este motivo -añade Fernández- lo mejor es tener en cuenta algunos consejos:

  • Ayude a sus hijos a configurar las herramientas de privacidad en sus cuentas de las redes sociales. Deben proteger su identidad digital.
  • No pueden usar fotografías de otras personas, subirlas a internet ni hacerse pasar por otros y mucho menos usar su perfil.
  • Lea con ellos las políticas de privacidad y acuerdo del uso de aplicaciones.
  • Es conveniente utilizar herramientas de control parental.
  • Se debe establecer un horario de trabajo y conexión.
  • La webcam siempre tiene que estar tapada.
  • El ordenador, si es posible, debe estar en una habitación común.”

 

 

 

 

 

 



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión

La moraleja La moraleja La moraleja