Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
19 de noviembre de 2018
Síguenos en:

Bullying: programas y planes de prevención del acoso escolar

Escrito el en Especiales

Hoy en día es normal leer noticias trágicas sobre niñas y niños que sufren acoso escolar. Tener algo de sobrepeso, llevar gafas o simplemente no ser como el resto, es una excusa para machacar sistemáticamente a una persona. Sus consecuencias: baja autoestima, trastornos emocionales, estrés, ira, fobias, depresión, ansiedad, pensamientos suicidas. Por ello, muchos centros educativos ya han implantado protocolos de actuación, además de programas de concienciación para prevenir, ya que esa es la clave, la prevención.

Según datos publicados por Aldeas Infantiles SOS, al menos un niño de cada aula es víctima de acoso. Pero esta organización insiste en que educando en valores se puede prevenir. Desde Aldeas, como parte de la Alianza para Erradicar la Violencia contra la Infancia, reclaman, por ejemplo, una nueva Ley Orgánica con recomendaciones concretas, como elaborar campañas públicas, formar en la prevención y detención, tener programas específicos para los centros escolares, coordinar los servicios sociales, protección especial a otros grupos especialmente vulnerables como los y las menores con discapacidad, colectivo LGTBI o los niños y niñas de familias en situación de riesgo y/o tutelados por la administración.

Más de la mitad de los niños españoles asegura que ha sufrido algún tipo de humillación o violencia física en el colegio, según revela la primera encuesta sobre violencia contra la infancia elaborada por Save the Children en España con menores de entre 10 y 17 años.

Según el sondeo de esta ONG -realizada por Ipsos-, más de la mitad de los niños encuestados reconocen que sufren algún tipo de maltrato en el colegio. Asimismo, uno de cada cuatro admite haber participado en algún tipo de acto de violencia o humillación a otros compañeros.

Se da más violencia física entre los chicos -sobre todo entre los más pequeños- que entre las chicas, entre las que es más frecuente el maltrato psicológico. La violencia en el entorno escolar se focaliza especialmente en determinados niños. De esta manera, el 64% de los menores afirma que los objetivos son niños con sobrepeso o gafas los que más lo sufren; el 47% piensa que son los que tienen un problema o discapacidad; y el 42% opina que también lo sufren los menores con distinta orientación sexual.

Tres de cada cuatro menores dicen haber contado a algún adulto los comportamientos violentos que han visto en el colegio. La solución más habitual por parte de sus padres o del colegio ha sido hablar con el centro o con el propio acosador para solucionarlo.

Modelos europeos
Muchos de los planes para prevenir y luchar contra el acoso escolar se inspiran en modelos europeos, como el programa finlandés KiVa, que está logrando frenar el acoso escolar y el ciberbullying en sus aulas; o el Programa Zero de Noruega, basado en el principio de “tolerancia cero contra el bullying”, en el que el profesor dedica 10 minutos cada semana en aportar ideas y directrices para una buena convivencia. En Suiza, por ejemplo, con el Programa Be-Prox se trabaja el bullying en la Escuela Infantil desde un enfoque sistémico y orientado a los valores.

En España también contamos con exitosos planes anti bullying desarrollados desde distintos centros educativos. Algunos de los colegios más prestigiosos de La Moraleja y de Madrid, nos acercan a sus metodologías y protocolos para evitar el acoso escolar y, sobre todo, para ponerle solución a un problema muy serio al que hay que decir, ¡basta ya!

Colegio Los Sauces
En el Colegio Los Sauces actúan contra el acoso escolar desde una doble perspectiva: prevención e intervención para afrontarlo y atajarlo. La prevención es la más importante y para ello toda la comunidad escolar está concienciada contra el acoso en cualquiera de sus manifestaciones.

Además, desde la acción tutorial realizan distintos programas de educación en valores, entre ellos el programa KIVA contra el acoso escolar desarrollado por el Ministerio de Educación Finlandés, con eficacia demostrada en países de todo el mundo.

Para prevenir el acoso existe un trabajo previo de todo el claustro que se centra el acoso escolar y cuáles son las mejores formas de abordarlo. De forma simultánea, se trabaja con los alumnos en las sesiones de tutoría y de forma transversal, para que reconozcan situaciones de acoso, concienciarles de que no hay que aceptar silenciosamente ningún tipo de acoso, que deben apoyar a la víctima y transmitir que no se aceptan prácticas abusivas en el colegio. Finalmente, y si se produce algún caso, se pone en marcha un protocolo para dar respuesta y solucionarlo de manera efectiva.

Colegio Escandinavo
Sólo cuando conseguimos que los alumnos vengan felices al colegio tendremos un buen resultado académico. Por eso en Colegio Escandinavo se centran mucho en el bienestar de nuestros alumnos. Todos los adultos del centro tienen un papel, especialmente su orientador, que trabaja exclusivamente con las relaciones entre alumnos.

Hace tres años implantaron el programa anti-acoso Finlandés KiVa, desarrollado por la universidad de Turku e implantado en casi todos los colegios finlandeses con magníficos resultados.

Se trabaja con los alumnos los temas del respeto, la influencia del grupo, etc. Si se sospecha que hay un caso de acoso se abre protocolo. Lo más importante para reducir el acoso escolar es nunca parar de hablar del tema. En el colegio han logrado tener un ambiente donde los alumnos se sienten seguros y pueden hablar con el personal si no se sienten bien o si piensan que uno de sus amigos no se siente bien. Eso es fundamental para empezar a investigar y cambiar la situación.

King’s College School
El bullying tiene un gran efecto psicológico, social y personal en las personas. Por eso, lo más importante es la prevención, es decir, inculcar valores y hablar de la responsabilidad de los observadores.

En King’s College School La Moraleja, en cuanto registran un único incidente, se ponen en marcha. Lo primero es hablar con todas las personas implicas y averiguar qué ha pasado e informar a las familias. Según el tipo de incidente se toman las medidas de seguridad y de mental health y well-being más apropiadas. Suele incluir estrategias de manejo y afrontamiento con la víctima, y también autoestima y habilidades sociales. Con el agresor, además de las consecuencias de seguridad, se hará un control de la ira, frustración y empatía. Y finalmente los observadores, que deben entender cuál es su papel y qué hacer.

Todas las medidas tomadas quedan reflejadas en un software encriptado, interno del colegio, para que todo el equipo sea consciente y siga las medidas tomadas.

Highlands School
Primer colegio en España en obtener un certificado “No Bullying Pro”, tras haber diseñado y puesto en práctica un protocolo de prevención e intervención para enseñar a sus alumnos a resolver sus conflictos. Un plan avanzado en casos de hostigamiento en el ámbito educativo al que llaman A + A + A: “Acogemos la diferencia, Aprendemos a convivir y Ayudamos a mediar”.

El objetivo de Highlands School es prevenir, detectar, corregir y sancionar, si fuera el caso, las posibles situaciones de conflicto que puedan transformarse en acoso escolar. Logran garantizar el buen clima de convivencia trabajando conjuntamente con todos los grupos de interés: padres de familia, alumnos, docentes, no docentes, personal externo y dirección del colegio.

Quieren traspasar los límites escolares y lograr que sus alumnos se conviertan en ciudadanos proactivos, que contribuyan a erradicar este problema que emerge con fuerza en nuestra sociedad.

Brains International School
Un conflicto, una pelea o un enfrentamiento violento en el colegio, no son acoso. En el acoso hay una desigualdad de poder o una dificultad de la víctima para defenderse, con un comportamiento agresivo y hostil hacia una misma persona que se produce de forma reiterada. Puede ser verbal, físico, material o relacional (rumores, exclusión), o cuando se utilizan las redes sociales, cyberbullying. Cualquiera de ellos produce un grave daño que puede desencadenar en que el niño o adolescente manifieste ansiedad, depresión, una bajada de la autoestima, inseguridad y soledad.

Los padres tienen que estar atentos a señales que indiquen cambios importantes en su comportamiento o estado de ánimo: no querer ir al colegio, bajada del rendimiento y dificultades para concentrarse, pesadillas o alteraciones del sueño, ansiedad, apatía, irritabilidad… El miedo, la vergüenza e incluso la culpa pueden hacer que no nos cuente qué le está pasando, aseguran desde Brains International School.

Es el momento de expresarle todo el apoyo y de ponerse rápidamente en contacto con el colegio, con tranquilidad, para colaborar conjuntamente en la resolución de este grave problema, confiando en los mecanismos que el centro tiene para abordarlo.

St. George Madrid
En St. George Madrid es una prioridad garantizar que los alumnos sean felices y se sientan seguros en el colegio. Saben que el bullying puede afectar tanto física como emocionalmente y por ello trabajan arduamente para asegurar que no hay lugar para él en su colegio.

En lugar de centrarse solamente en estrategias anti bullying, adoptan una posición empática, promoviendo la tolerancia, amabilidad y respeto mutuo a través de los valores del colegio. Celebran la individualidad y la diversidad para promover un ambiente cálido, amistoso y acogedor para todos sus alumnos y personal, donde todos son valorados por lo que son.

Colegio Base
En Colegio Base entienden el acoso escolar como una forma más de “mal-trato” entre iguales, aunque no la única. Existen muchas formas de tratar mal a los que nos rodean, incluso hacerlo de manera indirecta o poco consciente. Consideran, por tanto, que la mejor forma de erradicar todo tipo de maltrato entre iguales es educando en el buen trato y promocionándolo como único antagonista del mal trato.

En Colegio Base la prevención y la intervención frente al maltrato es transversal y es asumida por todos: alumnos, profesores y personal no docente. Al mismo tiempo, el programa de educación emocional que orienta gran parte de su proyecto educativo en Primaria y Secundaria se centra en la educación del buen trato, el desarrollo emocional personal y grupal, la aceptación de la diversidad y el compromiso con el bienestar colectivo.

Visita nuestro Grupo de Facebook para ver todas las fotos de los centros educativos de este especial.

Rosario
Mi hijo estuvo un año en el colegio escandinavo. La experiencia de mi hijo fue además de triste, muy traumática. A mi hijo se lo hicieron pasar francamente mal. El acoso hacia él sólo era motivo de estudio pero nunca se erradicó. Las consecuencias fueron psíquicas y físicas. La dirección y el orientador nos decepcionaron. Hoy en día es un niño feliz, perfectamente integrado y lo que más nos sorprende es como defiende a las personas atacadas y marginadas.
Deja tu opinión