Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

aceptar cookies Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
La moraleja
16 de agosto de 2022
Síguenos en:

Alpine: la nueva generación de un clásico deportivo

Escrito el en Noticias

La moraleja

Jean Rédélé hizo historia, en la década de los cincuenta, cuando fabricó en su taller de Dieppe un deportivo con motor de Renault que marcó una leyenda en circuitos como Le Mans o Sebring.

Así nace en Francia este clásico deportivo, Alpine, fundado en 1955 por un gran genio de la automoción, un apasionado de los deportes de motor que adoraba conducir en montaña, concretamente en los Alpes, de ahí el nombre de la firma. La clave de su éxito, su razón de ser, se erige sobre tres pilares: ligereza, agilidad y espíritu de competición.

Desde sus primeras victorias en circuitos profesionales hasta hoy, Alpine se ha mantenido fiel a sus valores. Ahora, la nueva generación A110 es una reinterpretación moderna de este clásico deportivo, una pieza icónica con un diseño elegante, inspirado en la línea atemporal de la berlineta.

Desde su showroom de Madrid, un espacio con más de 200 metros cuadrados ubicado en la gran manzana de los vehículos de alta gama, avenida de Burgos 93, puedes ver, tocar y probar estas obras de arte sobre ruedas.

Carlos Sánchez, su Sales Manager, nos cuenta todos los detalles de este histórico deportivo que Gordon Murray -hombre que dio al mundo los mejores diseños de coches de carreras-, eligió para moverse a diario. Ligero, relativamente pequeño y emocionante de conducir, es su vehículo de cabecera, el primero que encontrarás en su garaje con más de veinte plazas en su casa de campo en Surrey, UK.

ESPÍRITU DE COMPETICIÓN

El deporte automovilístico está profundamente arraigado en el ADN de Alpine. Desde la creación de la marca hasta hoy, los coches marcados con la A han brillado en los circuitos de todo el mundo.

La Sociedad de Automóviles Alpine SAS comienza a competir en la ciudad natal de su fundador. Gracias a su primera victoria -en el rally Dieppe-Rouen con un Renault4CV modificado-, este fabricante muestra su potencial deportivo y le anima a continuar. Rédélé consiguió varios triunfos, incluyendo la Mille Miglia y o la Coupe des Alpes.

La leyenda Alpine debutó en 1971 en el Rally de Montecarlo con la victoria de la berlineta A110. Repitió el éxito en 1973 al ganar el primer campeonato del mundo de rallies. En 1978, Alpine ganó la categoría reina de la resistencia en las 24 Horas de Le Mans con el A442b.

Tras varias décadas fuera de las competiciones, en 2021 abre un nuevo capítulo marcado de éxitos en las diferentes disciplinas del de[1]porte del motor. Su participación en la Fórmula 1 fue coronada por una victoria en el GP de Hungría. Al mismo tiempo, la marca vuelve a la categoría reina del campeonato mundial de resistencia con un podio en las 24 Horas de Le Mans. Además, Alpine vuelve a la cima de la disciplina del rally con la Copa FIA R-GT.

 

ARTESANÍA Y DISEÑO

Ya desde sus inicios, Rédélé comienza a vender sus vehículos en París, en el taller de su padre Charles Escoffier. Eran coches totalmente personalizados que se fabricaban a mano.

Hoy en día, artesanía y diseño sigue siendo un denominador común en la casa, que sólo produce 15 unidades al día en Francia, aprovechando el I+D del Grupo Renault. Ahora, Alpine pasa de los circuitos a la carretera con su nuevo modelo A110, que combina alta tecnología y un innovador chasis de aluminio. Biplaza, con maletero delante y detrás, y suspensión de doble trapecio, utiliza soluciones técnicas de la Fórmula 1 para dotar a sus vehículos con un fondo plano integral y de un difusor trasero, confiriéndole un agarre de carretera notable y una estabilidad reforzada.

Gracias a sus dimensiones compactas y a su chasis y carrocería de aluminio (96%), el Alpine A110 pesa 1.102 kg, único en su categoría. Desarrollado por los mejores ingenieros mecánicos, este motor de 1,8 l de inyección directa está diseñado para ofrecer un placer inmediato y un alto nivel de rendimiento.

Dotado de 300 CV, entrega un par generoso disponible de 2.400 a 6.000 rpm/min propulsando al A110 de 0 a 100 km/h en sólo 4,2 segundos y hasta 275 km/h en circuito.

Expresivo, embriagador, siempre listo para saltar. Gracias a su sistema de escape deportivo activo, el A110 expresa su temperamento a través de una sonoridad cautivadora que amplifica las sensaciones de conducción experimentadas al volante. Una versión de 252 CV también está disponible.

UN CLÁSICO DE COLECCIONISTA

Esta será la última generación de Alpine de gasolina, por lo que se revalorizará convirtiéndose en un clásico para coleccionistas. Con un precio que oscila entre los 62 mil y los 92 mil euros en su versión de gama más alta, se trata de un coche para utilizar en el día a día, con un consumo de 7-8 litros a los cien en una conducción normal.

Alpine mira hacia el futuro con un vehículo eléctrico con tres modelos que saldrán a partir de 2024: el SUV, el compacto segmento B y el nuevo A110 eléctrico.

SHOWROOM Y SERVICIO DE POSTVENTA

En Av. De Burgos, 93, en Madrid, Renault cuenta con el mayor showroom oficial de Alpine en España. Un centro de referencia en Europa que desde 2018 ofrece un servicio de venta y postventa dirigido por Carlos Sánchez.

Todos sus vehículos (stock, ocasión o pedido a fábrica) ofrecen, además, una garantía de tres años y su mantenimiento no es muy costoso, cada veinte mil kilómetros o una vez al año. Cuenta con servicio de financiación y Preference.

Más información:

ALPINE MADRID

Av. de Burgos, 93 – Madrid

Carlos Sánchez -Sales Manager Tel.: 628 83 12 83

carlos.sanchez-martinez@alpinecars.com

www.alpine-rrg.com/es



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión

La moraleja La moraleja