Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
26 de septiembre de 2018
Síguenos en:

Fiesta de El Sueño de Vicky para la investigación del cáncer infantil

El pasado miércoles se celebró el último evento de la temporada de El Sueño de Vicky: “El sueño de una noche de verano”. El restaurante José Luis del Club El Estudiante (Alcobendas) acogió esta fiesta solidaria para vencer investigando el cáncer infantil.

Tras un emotivo mensaje de esperanza de su fundadora, Laura García, acompañada de Mayte García -mujer de Santiago Cañizares-, que perdió a su hijo de un tumor cerebral a la edad de 5 años. Desde entonces ha volcado su dolor en ayudar a El Sueño de Vicky.

Vecinos de La Moraleja se acercaron a disfrutar de esta noche mágica que se creó en el Club El Estudiante. Raquel Oliva, propietaria de Oliva Iluminación y amiga de El Sueño de Vicky, no quiso perdérselo.

La actriz Neus Sanz, amiga Personal de Laura, también soñadora, dejó la grabación de su nueva serie para apoyar a la causa: “Gente de corazones bonitos ayudemos a los niños”, declaró. La nota de humor por segundo año consecutivo corrió a cargo del monologuista Dani de la Cámara.

El famoso DJ Jaimote, quien ya pinchó en la presentación oficial de la Fundación en el Estadio Santiago Bernabéu, amenizó la noche con su música, no pararon de bailar hasta el cierre y con la colaboración de Partyson.

“Fue una noche cargada de emociones, el amor a mi hija es el que me impulsa a luchar cada día, gracias a vosotros, muchos repetidores que creéis en el proyecto y apostáis por él, sigue creciendo, después de 1 año y medio, ya somos Fundación y apoyamos dos proyectos muy importantes; por un lado la unidad de tumores cerebrales pediátricos que se ha creado en el Hospital Niño Jesus de Madrid, y por otro al CIMA (Universidad de Navarra), al que seguimos financiando en la segunda fase de un proyecto de inmunoviroterapia contra el tumor cerebral infantil. Juntas somos más fuertes y venimos a ponerle voz al cáncer infantil”, subrayaba Laura García.

Distintos hosteleros quisieron colaborar con la lucha: Perritos olé, Más que pintxos El Encinar, la pastelería Banetton del C.C. El Bulevar de La Moraleja, Uemura Sushi, Rissi, Monica Corsi, Ruth Garcia Vacas con sus dulces postres, helados Alaska Factory, mantequerías Arias con sus quesos Gourmet, Olga Vallejo Fotógrafa, Bambolinas y olé.

Fiesta de inauguración de la Trattoria Casella en La Moraleja

Hace unos días os adelantábamos la apertura de Casella, una trattoria italiana bajo el sello de los hermanos Fritzsch, vecinos de La Moraleja y fundadores de la cadena La Alpargatería. Ahora lo inauguran oficialmente, entre amigos y familiares, en una divertida fiesta en el propio restaurante y con música en directo a cargo del grupo de rock Ray Devine & His Pearls.

Este nuevo espacio gastronómico lo puedes encontrar en el C.C. Los Porches, en El Soto de la Moraleja. Ebe Casella, abuela paterna de los Fritzsch, le pone el nombre a Trattoria Casella. Sus recetas tradicionales, inspiradas en la auténtica comida italiana, son la base de esta carta, donde se nota la influencia ítalo-argentina.

El cien por cien de su comida es de elaboración propia, sin utilización de productos pre-elaborados y con una selección de 16 tipos de milanesas. También tienen de platos para celíacos. Pastas, pizzas, lasañas, ensaladas, milanesas y tres carnes de gran calidad como solomillo y entrecot. Y con un precio medio entre los 20 euros y los 25 euros.

Si quieres ver más fotos del evento de inauguración, entra en nuestro Grupo de Facebook.

www.trattoriacasella.com

Fiesta de Primavera de NUBA, en el Real Jardín Botánico de Madrid

El Grupo NUBA, líder en España en el sector del turismo de lujo, celebró el pasado jueves su Fiesta de Primavera en el Real Jardín Botánico de Madrid. Un evento único en un lugar único, al aire libre, bajo árboles centenarios iluminados y al ritmo de la mejor música por parte de la Dj Cristina Tosio. Marta Robles, Cari Lapique, Fiona Ferrer o Marta Hazas, fueron algunos de sus invitados. El actor Javier Veiga fue el encargado de presentar el evento donde, entre otras cosas, se sortearon grandes viajes.

NUBA ha sufrido una gran transformación. La que en sus orígenes fue una pequeña agencia de viajes expedicionarios y de aventura (su nombre proviene de una tribu del norte de Sudán), se ha consolidado hoy, tras sus últimas adquisiciones especializadas en servicios premium, en la compañía líder en el segmento del turismo de lujo en España.

Hadas del bosque, duendes saltarines y bailarinas mariposas surgían bajo la vegetación danzando por sus rincones y entregando a los asistentes mensajes sobre el poder transformador de los viajes. “Hay algo que cambia dentro de nosotros en cada uno de nuestros viajes. Es su poder transformador. Un viaje te cambia la vida y ya nunca volverás a ser el mismo”, aseguraba su directora general, Ana Alonso.

El Grupo NUBA presentó sus próximos proyectos de expansión en el mercado latinoamericano, así como otros interesantes como sus programas de RSC y de turismo sostenible, o como el que tiene previsto en África, donde construirá hoteles boutique en los que la parte gastronómica correrá a cargo de grandes restaurantes como Mugaritz y Dstage. “Somos absolutamente paranoicos con la diferenciación y la excelencia. Ofrecemos una atención al cliente continuada, desarrollamos un producto propio y creamos tendencia. La clave está en la escalabilidad, en industrializar el lujo”.

Javier Veiga fue el encargado de presentar con un toque de humor el sorteo de los magníficos viajes a los distintos rincones del mundo que se entregaron por cortesía de las compañías aéreas LATAM Airlines, Air France KLM y Qatar Airlines y de los exclusivos hoteles Explora Atacama (Chile), Constance Lémuria (Seychelles) y Soneva Fushi (Maldivas).

NUBA colaboró y apoyó también en este evento a El Sueño de Vicky, una asociación contra el cáncer infantil que iluminó el jardín con estrellas solidarias de Oliva Iluminación. “Nunca el Jardín Botánico de Madrid había tenido una noche tan estrellada. Iluminemos el camino del cáncer infantil a través de la investigación”, comentaba Laura, creadora de la asociación.

Todo ello, con la mejor gastronomía, originales puestos de degustación y cócteles traídos de todos los rincones del mundo, románticas fuentes decoradas por Inés Urquijo con tapices de flores silvestres inspiradas en la naturaleza cambiante y la elegante exposición fotográfica de Tommy Salas. Y, cómo no, la fiesta fue amenizada por la mejor música traída de Ibiza por la DJ y modelo internacional Cristina Tosio.

Más de 450 invitados, entre los mejores clientes del Grupo NUBA, amigos, colaboradores y los patrocinadores del evento: la compañía aérea Iberia, KBL Banca Privada y Aga Catering, hicieron posible esta gran noche. Así como rostros conocidos entre los que cabe destacar Marta Hazas, Fiona Ferrer, Marta Robles, Carmen Martínez Bordiú, Mónica Silva, Isabelle Junot y Álvaro Falcó, Raquel Oliva, Felipe Cortina, María Fitz James, Marcos García Montes, Emiliano Suárez y Carola Baleztena, Cari Lapique y su hija Cari Goyanes o Almudena Lapique.

Como broche final de la noche, se obsequió a todos los asistentes con unas pulseras artesanales de mariposas diseñadas por la marca de joyas Eva Kay, y productos para el perfecto kit de viaje de la marca de cosmética Kiehls.

¡Entra en nuestro Grupo de Facebook para ver todas las fotos del evento!

Más información:
www.nuba.net

Fiesta benéfica de NUBA y El Sueño de Vicky

La Agencia NUBA, especialista en el diseño de viajes exclusivos, organizó la pasada semana una gran fiesta benéfica en La Moraleja a favor de la Asociación El Sueño de Vicky, para recaudar fondos destinados a la investigación del cáncer infantil. Entre sus invitados pudimos ver algún rostro conocido como Cari Lapique y su hija, Caritina Goyanes.

Más de 150 invitados, entre amigos y clientes de la firma, asistieron a este evento solidario cuyo objetivo era recaudar fondos para la financiación de proyectos específicos para combatir el cáncer infantil.

El Sueño de Vicky es una Asociación sin ánimo de lucro fundada por Laura García Marcos, madre de una niña de 4 años que falleció en su intento de vencer el cáncer. Desde entonces, esta madre coraje lucha de forma incansable por cumplir su sueño, ayudar a todos los niños que la padecen apoyando su investigación.

A este sueño se unieron los partners y colaboradores que participaron de forma totalmente altruista en la donación de premios exclusivos como Golf Park, Life y Orangetheory, y viajes a destinos únicos por cortesía de Anantara, Belmond y Qatar Airways.

Vecinos de La Moraleja, en el evento solidario de Amigos de Bameda en Sanchinarro

El pasado sábado 21 de octubre se realizó en el Centro Cultural de Sanchinarro un espectáculo benéfico para recaudar fondos para el proyecto de ampliación del Hospital Materno-Infantil en Bamenda, Camerún. Un evento solidario que contó con la participación especial de Tribal Challenge, 15 compañías de baile de Madrid que con su arte, bailes y aportación altruista, hicieron vibrar a los espectadores (bebés, niños, adultos).

Amigos de Bamenda son un grupo de médicos solidarios dirigidos por el Doctor Marcos Órdenes, quienes llevan prestando su ayuda en el Hospital St Mary Soledad (Siervas de María en Camerún) “por amor al arte”, desde hace más de 10 años en campañas quirúrgicas anuales en este país.

Sus amigos, compañeros y colaboradores, conocedores de su labor en África, ayudaron a organizar el evento que contó con gran afluencia de público hasta lograr llenar el aforo. Fue un espectáculo maravilloso para toda la familia, cargado de solidaridad, amistad y sensibilidad.

Para más información:
www.adbamenda.org

Fiesta 50 cumpleaños Manuel Sánchez del Valle

El sábado 22 de junio, en vísperas de la noche más corta del año y coincidiendo con que la luna estaba más cerca de la Tierra de lo habitual, Manuel Sánchez del Valle celebró su 50 cumpleaños rodeado de su grupo más cercano e íntimo de amigos. La fiesta tuvo lugar en la casa en la que reside con su pareja Amaya Diago. Un maravilloso ático con una espectacular terraza con vistas a La Moraleja donde la luna, a un día de completar su ciclo, brilló con más fuerza que nunca. ¡Felicidades Manuel!

Entrevista a Miguel Arias, dueño de Aspen y Café Pino en La Moraleja

Empresario y amante del esquí, Miguel Arias es el propietario en La Moraleja de Café Pino y Aspen, uno de los restaurantes más emblemáticos del norte de Madrid. Defensor a ultranza de la intimidad de sus clientes, a los que entrega lo mejor de sí mismo, para lamoraleja.com ha contado cómo llegó a la zona y sus inicios en el mundo de la hostelería.

¿Cómo empezó su aventura empresarial en La Moraleja?

Miguel Arias.- En 1980 compré una casa en La Moraleja y me vine a vivir aquí con mi familia. Pasaba todos los días por la plaza y de vez en cuando trataba de comer o cenar en un restaurante llamado Ascot, cosa que resultaba muy difícil por su situación, servicio y por la apatía que había. Fue entonces cuando los propietarios lo traspasaron y a mí se me ocurrió cogerlo, cambiar el nombre y convertirlo en Aspen, un local que de verdad cubriera las necesidades de la zona.

¿A qué se debió el nuevo nombre?

M. A.- A pesar del enfado de varios clientes antiguos, lo cambié porque tenía claro que si algo no funciona es un error mantener el nombre. Como además yo no tengo nada que ver ni con caballos ni con ingleses, y en cambio mi vida ha estado muy ligada al tema del esquí, decidí que a un lugar como La Moraleja había que darle un restaurante con el nombre de la estación de esquí con más categoría de USA, ASPEN (Colorado).

Cuando usted llegó apenas había restaurantes. Pero desde hace unos años la plaza cuenta con una mayor oferta. ¿Qué opina de esto?

M. A.- Para mí, en este momento hay un exceso, y la infraestructura no está preparada para tantas sillas y mesas. Creo que hubiera sido más acertado poder abrir más tiendas y utilizar la plaza como punto de encuentro de la zona norte de Madrid.

Por curiosidad, cuando Miguel Arias cena en Aspen, ¿qué se pide?

M. A.- Cuando voy a Aspen suelo probar cosas nuevas que prepara Nico para introducirlas en la carta. A veces también tomo algún plato que no salió suficientemente bien, para ponerlo a punto.

También tiene un restaurante de referencia en Palma de Mallorca: Flanigan.

M. A.- Flanigan cumple ahora 25 años y sí, ha sido el referente en Puerto Portals.

El año pasado inauguramos justo encima Único, un local especializado en pescados y mariscos. Asimismo abrimos La Cantina, también en Puerto Portals, para empleados de la marina y familias con gente menuda.

Restaurantes, bares, agencias de viaje. ¿Cuál es el secreto de su éxito como empresario?

M. A. No hay secretos. Solo trabajar y trabajar. Y estar atento para darle al cliente el mejor producto al mejor precio y de una manera eficaz. En definitiva, conseguir que quiera volver.

¿Tiene planes de expansión en La Moraleja?

M. A.- Siempre que haya oportunidades, al igual que hice con Café Pino y Aspen Bar, estoy dispuesto a dar lo mejor de mí para que la gente se lo pase bien.

Dejemos de lado el trabajo. ¿Dónde suele ir a esquiar? ¿Nos recomienda alguna estación?

M. A.- Me gustan mucho Baqueira en España, Courchevel en Europa y Aspen en USA. Pero por encima de todas ellas, el mejor esquí del mundo se encuentra en Canadá. Es el Heli-ski de CMH, que yo represento a través de mi agencia Arias Travel & Service. Voy dos veces al año con un grupo de clientes que confían en mí.

Por cierto, ¿qué le parece la venta de La Plaza de La Moraleja?

M. A.- ¡Me parece fenomenal, ahora estamos en manos de profesionales!

Para acabar, una curiosidad. Se dice que es amigo de Su Majestad el Rey Don Juan Carlos. ¿Ha cenado en alguno de sus restaurantes?

M. A.- Yo he repetido que S.M. El Rey no tiene amigos y yo no soy nadie para comentar sobre su persona. Ha venido a Aspen en alguna ocasión, pero uno de mis principios que cumplo a rajatabla es no comentar sobre las personas que acuden a mis locales.

Escrito por María Couso – Fotos de Luis Benolier

El Pract&co, el sueño de Víctor Enrich y María Vega de Seoane

Dos personas camaleónicas, activas y muy emprendedoras que no le tienen miedo a nada, y mucho menos a dirigir dos restaurantes en los tiempos que corren. El amor y la experiencia de Víctor Enrich por la cocina y su espíritu empresarial, se suman a la creatividad y el dinamismo de María Vega de Seoane. Forman el tándem perfecto para convertir estos dos espacios culinarios de La Moraleja en lo que son, un lugar de referencia en la capital, un reclamo gastronómico basado en la sencillez y en la calidad del producto.

– ¿Cómo nace El Pract&co Brasserie?
María Vega de Seoane.- Hace ya algo más de un año. Antes teníamos El Taller Gastronómico, luego nos quedamos con el Gastrobar. Pero queríamos adaptarnos a la gente, a la situación actual. Vimos que pedían cosas sencillas, buen producto y a un buen precio. Queríamos levantar un modelo de negocio práctico en todos los sentidos. Y de ahí vino el nombre. Práctico también es el barco que acompaña a otros cuando entran en el puerto, y es el nombre de un libro de cocina tradicional muy conocido: El practicón.

– ¿En qué se basa su cocina?
Víctor Enrich.- Es una brasserie mediterránea donde la base de la cocina está en un horno de brasa. Queremos hacer una cocina con los sabores de siempre, sin ningún tipo de pirotecnia. Sencilla, al alcance de todo el mundo. Cocina de mercado donde destacamos

– ¿Las propuestas de verano?
V.E.- Para empezar tenemos nuestra terraza, una de las mejores de Madrid. En El Pract&co cambiamos la carta por temporada, en primavera vienen muchas setas y platos más fresquitos: ensaladas, gazpachos… Cuando llega el verano realizamos cremas frías, como el gazpacho cremoso de fresas, ostras, etc. De junio a septiembre abrimos todos los días, también los domingos por la noche.

– ¿Los comienzos de Víctor Enrich en la hostelería?
V. E.- Siempre me había atraído este mundo. Llevaba muchos años trabajando en una multinacional como auditor financiero. Finalmente me fui y empecé en un restaurante pequeñito en Madrid, Laray. Y partir de ahí ya no paré. El primer día que pisé la cocina supe que eso es lo que quería hacer. Te lo pasas muy bien en los fogones, pero también hay que tener en cuenta el lado empresarial, que no es tan fácil. No solamente hay que saber cocinar. Y me gustaría hacer una mención especial a mi hermano Guillermo, socio de los dos restaurantes y que me ha apoyado incondicionalmente.

–  ¿María, cómo aterrizas tú en este mundo?
M.V.S.- Por mi marido Víctor. Yo trabajaba y teníamos una niña, un día me dijo que quería ser cocinero. Yo le di todo mi apoyo, me pareció muy valiente que siguiese su sueño. Le veía tan feliz que lo dejé todo y me monté en su barco. Ha sido duro pero estamos muy contentos, ya llevamos unos 11 años. Me gusta mucho este mundo, aunque es muy duro, tienes que estar siempre en el restaurante. Ahora tenemos un equipo de sala y de cocina en el que puedes delegar, pero pasa sólo cuando tienes mucha experiencia y un equipo diez, que es el que tenemos.

– ¿Las claves para tener éxito?
M.V.S.- La constancia en la calidad, tanto en cocina como en sala, el amor por esta profesión. O verdaderamente eres un apasionado de la hostelería o no duras ni un asalto. Es importante saber cocina, Víctor es para mí unos de los mejores cocineros del mundo, ¡tiene una mano para el sabor! La clave son los precios moderados. Hay que pensar en cosas nuevas, ver qué se puede mejorar y estar en constante evolución.

– ¿Qué papel desempeña cada uno?
M.V.S.- Él es el jefe total. Yo en casa y él aquí (risas). Es empresario-hostelero y chef. Elabora y supervisa las cartas, etc. Luego tenemos a personas de confianza, como el caso de Christian Jaldin, el chef de El Pract&co y mano derecha de Víctor. Y Cristina de Benito Olcese, que nos ayuda con toda la administración y muchas otras cosas.

– ¿Y El Taller de la Hamburguesa, también en la Plaza de La Moraleja?
V.E.- Desde el principio, hace dos años, funcionó muy bien. Pensé, ¡hamburguesas!, y prácticamente en una semana monté el modelo de negocio. Tenía una idea muy clara de lo que quería respecto a lo que es la calidad de una hamburguesa. De hecho, lucho todos los días para conseguir la mejor carne, el mejor pan, los mejores productos. También pensé en el sector familias de La Moraleja, que pedían un sitio así. De la decoración se ocupó María, que creó un espacio resistente enfocado a los niños con maderas, hierros, la tendencia de aquel momento en Nueva York.

www.tallerdelahamburguesa.com
www.el-practico.com

El Ayuntamiento de Madrid construirá viviendas de integración social

El desarrollo de los terrenos, situados entre La Moraleja y el Parque de Valdebebas, pretende ser un ejemplo de urbanismo equilibrado, sostenible y totalmente integrado en el paisaje. Según ha reflejado el escrito, supondrá la construcción de 1.598 viviendas, de las que el 45% como mínimo serán protegidas. Habrá además, una gran zona verde de 300.000 m2 que supone la ampliación del parque. Se respetarán las vaguadas existentes, se conservará la cañada “Vereda de los Toros” y se creará un carril bici de 2,5 kilómetros.

Ayuntamiento y MD Anderson (Centro Oncológico) firmaron un acuerdo en 2007 para favorecer la creación de un centro de referencia en Europa para el tratamiento e investigación del cáncer. Mediante dicho contrato, ambas partes se han comprometido a realizar todos los trámites necesarios y, por tanto, construir el complejo sanitario en el año 2013.

Viviendas de integración social

Esta iniciativa abarca desde la Radial 2 hasta el final de Camino Ancho (Pony Club y Colegios Santa Helena, Escandinavo y Base), y se extiende por el cauce del Río Valdebebas hasta el final de la Calle “Agatha Christie”. Los promotores han ubicado en el lugar más lejano de las nuevas promociones las viviendas más conflictivas, que se identifican como: Vivienda de Integración Social, es decir; realojo de habitantes marginales. Un amplio porcentaje de éstos, descuidan su entorno y sus propias viviendas. Además la experiencia demuestra que estas residencias suelen ser focos de actividades delictivas como el tráfico de drogas. Muchos vecinos de El Encinar, al hacerse eco de la noticia, no se han quedado indiferentes y han hablado al respecto. Emilio L. M. vecino y trabajador de la zona, quiso mostrar el apoyo personal y de todos los vecinos de la urbanización a cualquier iniciativa social que trate de mejorar la situación de los menos favorecidos en nuestra ciudad. Al mismo tiempo, declaró también que “manifestamos nuestra oposición al plan de construir Viviendas de Integración Social (realojo). La ubicación es muy desacertada. La experiencia demuestra que los ocupantes de estas moradas descuidan el entorno que les rodea, no tienen preocupación alguna por la limpieza y conservación del mobiliario urbano. Además, acaban abandonando o destruyendo sus propias casas y ejerciendo actividades ilegales, fundamentalmente menudeo de drogas”. Concluyó que esto atraerá a una población y unos visitantes que degradan de forma clara la seguridad del entorno “que es muy familiar, con un alto número de niños y con un colegio en las proximidades. Por todo ello, desde el respeto a la iniciativa social, nos oponemos a esta construcción”.

Cristina Capdevila, vecina de la urbanización e implicada en el proceso, lo enfoca de distinta manera y nos ha explicado que este barrio residencial no ofrece los servicios idóneos para este tipo de viviendas que se van a crear: “En primer lugar, El Encinar está muy alejado de grandes  zonas escolares y comerciales, no existe ningún colegio publico en la zona y la comunicación con el resto del municipio y de la ciudad es escaso, sólo es posible mediante autobús”. Trinidad, residente del Encinar, se puso en contacto con nuestro equipo de redacción y quiso dejar constancia de su opinión. “Me preocupa mucho que aquella vivienda que compré en un lugar idílico para vivir y criar a mis hijos en breve comience a no serlo, que a  la puerta del colegio, un grupo de los mal llamados marginados, estén esperándoles para ofrecerles una amplia gama de las últimas novedades en el mercado de las drogas,  secuestrarlos o cosas peores, y que cuando vaya hacer la compra en mi supermercado diario me esperen a la salida para decirme lo mal que la sociedad se ha portado con ellos y las pocas oportunidades que se  les  han  brindado para tener una vida mejor”. Finaliza haciéndonos una pregunta: “¿Qué derecho te ampara en este caso? Si este proyecto significa inseguridad e intranquilidad, conmigo y  los míos que no cuenten”. El debate está abierto y la polémica no va dejar indiferente a nadie.  Son muchos los vecinos que se va a oponer a esta iniciativa que hace que se sientan invadidos.

Todas aquellas personas que quieran hacerse partícipe de la noticia y opinar al respecto pueden hacerlo a través del siguiente enlace: http://elencinardelosreyes.wordpress.com/

Chechu Biriukov, el ex jugador de baloncesto se reinventa

Sencillo, cercano y todo un caballero. Así nos recibió Chechu Biriukov en su restaurante de Las Tablas. Con un español casi perfecto y un ligero acento que delata sus orígenes, nos habla de su vida y trabajo sin tapujos. Este ex jugador de baloncesto llevó durante años la camiseta del Club Blanco y se codeó con grandes como Corbalán, Romay o los hermanos Martín. De esta etapa tiene muy buenos recuerdos, sobre todo de sus entrenadores, que le guiaron desde sus comienzos ya que vino a España con sólo 20 años desde la antigua Unión Soviética.

Un drástico cambio cultural que nunca fue un obstáculo para él, era un joven intrépido y muy independiente con una historia personal bonita e interesante que comenzó con su madre, una española que emigró a la URSS y se enamoró de un taxista ruso. De ella recuerda una gran frase: “haz deporte y hazlo bien, y así algún día podríamos volver todos a España”. Y así ha sido.

Biriukov nos cuenta cómo se reinventa un deportista profesional cuando se retira del juego, cómo se adaptó a España y lo importante que es su familia. Junto a su mujer ha emprendido un nuevo camino en el mundo de la hostelería abriendo Biriukov Bistró by Chechu, un espacio inundado de fotos de su vida, amigos, hijos, compañeros de baloncesto, de sus libros y recuerdos… Un restaurante preparado para que te sientas como en su casa. En cuanto a su carta, platos españoles, mexicanos y alguna sorpresa de la gastronomía rusa, como la famosa ensaladilla, ¡la auténtica!

Lamoraleja.com.- Qué hace un jugador profesional cuando deja el baloncesto. ¿Cómo se reinventa?

Chechu Biriukov.- Se renace como persona, por decirlo de alguna manera. Generalmente los profesionales siguen un poco el camino del deporte. Normalmente se convierten en entrenadores, algunos en agentes… Pero en mi caso ha sido distinto. Yo tenía unos amigos que trabajaban en el mundo de la televisión y montamos una agencia de representación que llevaba a actores y presentadores. Estuvimos activos durante 17 años pero con la crisis tuvimos que cerrar.

Hace unos 7 años mi mujer y yo nos vinimos a vivir a Las Tablas, y siempre pensamos en abrir algo juntos. Fue entonces cuando nos enfocamos en la hostelería y decidimos abrir un restaurante gracias al asesoramiento de un amigo y experto en el sector: Federico Fritzsch. Así se reinventa un jugador de baloncesto.

L.M.- ¿Qué personas marcaron especialmente tu etapa en el Real Madrid?

C.B.- Por supuesto, mi primer entrenador cuando llegué al Real Madrid en 1983. Lolo Sáinz me ayudó a adaptarme a España, al estilo de juego del equipo y lo más importante, confió en mí.  Gracias a él comencé a jugar, ¡y mucho! Otro entrenador que me marcó por su conocimiento del baloncesto fue el americano George Karl. A lo largo de toda mi vida deportiva una de las cosas que agradezco es que siempre he tenido buenos entrenadores. Y esto es muy importante para cualquier chaval que empieza, yo vine con veinte años y me dedico al baloncesto desde los diez.

L.M.- ¿Cómo ves ahora el baloncesto?

C.B.- Ha cambiado mucho todo. Nosotros entrenábamos en la ciudad deportiva y ahora son cuatro torres. El otro día vi un reportaje sobre las instalaciones para entrenar de los primeros equipos de baloncesto del Real Madrid y eran alucinantes. En nuestra etapa de deportistas no teníamos nada de esto. Sobre todo el área médica, la zona de recuperación de lesiones… Ahora el Real Madrid vive un dulce momento. ¡Llevamos un tiempo disfrutando de un equipo favorito!

L.M.- ¿Qué papel juegan tus padres a la hora de convertirte en jugador de baloncesto?

C.B.- Mi caso es un poco especial porque yo comencé mi carrera muy jovencito en la antigua Unión Soviética. Mis padres trabajaban, mi padre era taxista y mi madre como ayudante en un instituto de pediatría. No tenían tiempo para ocuparse de mí y una de las cosas que hacían las familias soviéticas era llevar a sus hijos a practicar algún deporte. Yo iba solo a mi escuela, a mis entrenamientos… tenía mi propia vida. Una de las frases que yo recuerdo de mi madre y que finalmente se cumplió fue: “haz deporte y hazlo bien, y así algún día podríamos volver todos a España”.  Y así ha sido.

Vinimos todos a España gracias a que mi madre era española y ese fue un poco el argumento, el retorno a su país. Porque si se hubiesen enterado (URSS) que tenía un contrato con el Real Madrid no me hubiesen dejado salir. Nosotros vivíamos bien, éramos privilegiados para esa época en Rusia, pero mi madre quería volver y cuando salió esto vimos la oportunidad de hacerlo.

Después tuve que esperar tres años para jugar en partidos internacionales, pero para volver a Rusia no tuve ningún problema. De hecho la familia regresaba de vacaciones.

L.M.- El cambio cultural cuando viniste a España fue importante. ¿Añoras Rusia?

C.B.- Cuando llegué no hablaba español y tenía que apañarme yo solito. Me pusieron una profesora que me iba explicando todo. Sigo teniendo acento pero aquí todo el mundo lo tiene: los catalanes, los extremeños… (Risas) Pero leo, escribo y domino el idioma, ¡porque me gusta!

En lo cultural era absolutamente distinto, no tenía nada que ver la vida en España con la vida de la Unión Soviética. De hecho, aquí se está mucho mejor que ahí.

Hace poco viajé a Moscú, llevaba siete años sin ir, y recordé porque me fui de ahí. Por el tiempo, la gente, la situación del país. Aquí las personas son mucho más alegres. Mi madre adora Rusia, pero una de las cosas con las que no podía era el tiempo.

L.M.- En esta última etapa has abierto un restaurante en Las Tablas: Biriukov Bistró by Chechu.

C.B.- En el restaurante tenemos fotos y recuerdos de nuestro pasado, de la familia, amigos, mis hijos, etc. Es todo muy familiar, como en mi casa. Hay muchos libros porque nos encanta leer. Aquí la gente puede ver cómo es mi entorno. Es la casa de los Biriukov.

En cuanto a la carta: tiene platos españoles y un par de propuestas rusas muy tradicionales, como los pelmenis, una especie de tortelinis rusos artesanos rellenos de carne de cordero, de pollo, de ternera o de cerdo; o la ensaladilla rusa, que es una de nuestras especialidades, pero la ensaladilla rusa que hay que hacer. Porque aquí se prepara con atún, pero eso no existe en Rusia. Ahí de toda la vida se hace con ternera o pollo, pero en la Unión Soviética era difícil encontrar carne, por lo que pasó a prepararse con mortadela. Así es como la hacemos aquí, es una receta de mi infancia, como la hacían nuestras madres y abuelas. También hay quesadillas mexicanas, huevos rotos… En el menú del día a veces incluimos alguna sopa rusa y estamos planeando meter nuevos platos de mi país en la carta.

Escrito por María Couso – Fotos de Luis Benolier