Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
27 de abril de 2018
Síguenos en:

El Ayuntamiento de Madrid construirá viviendas de integración social

Escrito el en Sociedad

El desarrollo de los terrenos, situados entre La Moraleja y el Parque de Valdebebas, pretende ser un ejemplo de urbanismo equilibrado, sostenible y totalmente integrado en el paisaje. Según ha reflejado el escrito, supondrá la construcción de 1.598 viviendas, de las que el 45% como mínimo serán protegidas. Habrá además, una gran zona verde de 300.000 m2 que supone la ampliación del parque. Se respetarán las vaguadas existentes, se conservará la cañada “Vereda de los Toros” y se creará un carril bici de 2,5 kilómetros.

Ayuntamiento y MD Anderson (Centro Oncológico) firmaron un acuerdo en 2007 para favorecer la creación de un centro de referencia en Europa para el tratamiento e investigación del cáncer. Mediante dicho contrato, ambas partes se han comprometido a realizar todos los trámites necesarios y, por tanto, construir el complejo sanitario en el año 2013.

Viviendas de integración social

Esta iniciativa abarca desde la Radial 2 hasta el final de Camino Ancho (Pony Club y Colegios Santa Helena, Escandinavo y Base), y se extiende por el cauce del Río Valdebebas hasta el final de la Calle “Agatha Christie”. Los promotores han ubicado en el lugar más lejano de las nuevas promociones las viviendas más conflictivas, que se identifican como: Vivienda de Integración Social, es decir; realojo de habitantes marginales. Un amplio porcentaje de éstos, descuidan su entorno y sus propias viviendas. Además la experiencia demuestra que estas residencias suelen ser focos de actividades delictivas como el tráfico de drogas. Muchos vecinos de El Encinar, al hacerse eco de la noticia, no se han quedado indiferentes y han hablado al respecto. Emilio L. M. vecino y trabajador de la zona, quiso mostrar el apoyo personal y de todos los vecinos de la urbanización a cualquier iniciativa social que trate de mejorar la situación de los menos favorecidos en nuestra ciudad. Al mismo tiempo, declaró también que “manifestamos nuestra oposición al plan de construir Viviendas de Integración Social (realojo). La ubicación es muy desacertada. La experiencia demuestra que los ocupantes de estas moradas descuidan el entorno que les rodea, no tienen preocupación alguna por la limpieza y conservación del mobiliario urbano. Además, acaban abandonando o destruyendo sus propias casas y ejerciendo actividades ilegales, fundamentalmente menudeo de drogas”. Concluyó que esto atraerá a una población y unos visitantes que degradan de forma clara la seguridad del entorno “que es muy familiar, con un alto número de niños y con un colegio en las proximidades. Por todo ello, desde el respeto a la iniciativa social, nos oponemos a esta construcción”.

Cristina Capdevila, vecina de la urbanización e implicada en el proceso, lo enfoca de distinta manera y nos ha explicado que este barrio residencial no ofrece los servicios idóneos para este tipo de viviendas que se van a crear: “En primer lugar, El Encinar está muy alejado de grandes  zonas escolares y comerciales, no existe ningún colegio publico en la zona y la comunicación con el resto del municipio y de la ciudad es escaso, sólo es posible mediante autobús”. Trinidad, residente del Encinar, se puso en contacto con nuestro equipo de redacción y quiso dejar constancia de su opinión. “Me preocupa mucho que aquella vivienda que compré en un lugar idílico para vivir y criar a mis hijos en breve comience a no serlo, que a  la puerta del colegio, un grupo de los mal llamados marginados, estén esperándoles para ofrecerles una amplia gama de las últimas novedades en el mercado de las drogas,  secuestrarlos o cosas peores, y que cuando vaya hacer la compra en mi supermercado diario me esperen a la salida para decirme lo mal que la sociedad se ha portado con ellos y las pocas oportunidades que se  les  han  brindado para tener una vida mejor”. Finaliza haciéndonos una pregunta: “¿Qué derecho te ampara en este caso? Si este proyecto significa inseguridad e intranquilidad, conmigo y  los míos que no cuenten”. El debate está abierto y la polémica no va dejar indiferente a nadie.  Son muchos los vecinos que se va a oponer a esta iniciativa que hace que se sientan invadidos.

Todas aquellas personas que quieran hacerse partícipe de la noticia y opinar al respecto pueden hacerlo a través del siguiente enlace: http://elencinardelosreyes.wordpress.com/



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión