Cerrar


¡Bienvenido!

Suscríbete a nuestra newsletter para poder recibir todas las novedades de La Moraleja en tu correo.


ENVIAR

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar nuestros servicios y mostrarle publicidad relacionada con sus preferencias mediante el análisis de sus hábitos de navegación. Si continúa navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información aquí.
25 de abril de 2018
Síguenos en:

El libro del Networking: Cipri Quintas nos da las claves para relacionarnos socialmente con éxito

Escrito el en Noticias

“Dar sin esperar, recibir y recordar”, esa es la filosofía de vida de Cipri Quintas, empresario, amigo de sus amigos, filántropo y ahora creador de un nuevo concepto: “Networking con corazón”. En su libro, nos acerca y, sobre todo, nos recuerda la importancia de las relaciones sociales en el ámbito personal y profesional. Relacionarse con bondad, con verdad y honestidad, es la clave para llevar una vida plena y alcanzar el éxito.

El libro del Networking es una obra para apoyar las Fundaciones del Padre Ángel, Irene Villa y Sandra Ibarra. En su presentación, también solidaria y a favor de APAMA, amigos y familiares de Cipri Quintas llenaron el Teatro Auditorio Ciudad de Alcobendas. Todo un espectáculo que contó con la colaboración del Mago More, presentador de la gala, y donde pudimos disfrutar de la actuación de Los Vivancos, Pilar Jurado o la intervención de Susana Griso, autora de unos de sus prólogos.

Entre los invitados: David Summers, José Mota, Anthony Blake, Fernando Romay, Carlos Baute, Manu Tenorio, Juan Ramón Lucas, Carlos Sobera, Pepe Oneto, Juan Luis Cano, Emma Ozores e Ignacio García de Vinuesa. Su libro ya se ha agotado en muchos comercios y es uno de los tres más vendidos de “Empresa y economía” en La Casa de Libro y en El Corte Inglés.

Lamoraleja.com.- ¿Networking con corazón?

Cipri Quintas.- Siempre he entendido que para crecer profesional y personalmente no es tan necesario tener una capacidad mental muy grande ni ser número uno en la universidad. Creo que puede ayudar más saber relacionarte bien. Yo a lo largo de mi vida lo que he aprendido es que no hay diferencia entre las relaciones personales y las relaciones profesionales. Si pones una barrera estás perdido. Mientras escribía el libro me di cuenta que al no existir esa separación, había que bajar un poco al suelo el mundo del Networking, esta palabra americana que parece que es una cosa muy complicada y no lo es. Por eso le añadí la palabra “corazón”. Porque si pones verdad, si pones corazón, si miras a los ojos de la gente, si eres honesto a la hora de relacionarte en cualquier campo, te va a ir muy bien. El método frío y duro de tejer redes que es el Networking, no te va a ir bien si no le pones verdad, si no les pones corazón.

LM.- En tu libro aportas 15 claves para relacionarte con éxito, ¿nos podrías adelantar alguna?

C.Q.- Te voy a contar, quizá, la más importante: “Dar sin esperar, recibir y recordar”. Eso resume un poco todo. Si tú estás pendiente de que tu entorno esté bien, que tus amigos del trabajo, que tus amigos del colegio… que todo el mundo esté bien. Si intentas relacionarte con ellos desde la bondad y desde la suma, te va a ir muy bien en la vida porque al final siempre te devuelven lo que das. Al principio puedes encontrarte con una persona con la que no vayas a hacer un negocio inminente, pero si te enfocas en ella y si la puedes ayudar, aunque no tenga nada que ver contigo, tarde o temprano te lo devolverá.

Creo que el mundo está lleno de buenas personas, creo que no hace falta ser frío en los negocios, y creo que para que te vaya bien tienes que ser buena persona. Todo el mundo quiere hacer negocios con una buena persona, con una persona que tiene palabra, con un tipo serio, honesto. Hago un enfoque mucho más humano de los negocios.

LM.- ¿Se trata de un libro solidario?

C.Q.- El cien por cien de los derechos de autor están destinados a tres Fundaciones: Irene Villa, Sandra Ibarra y el Padre Ángel. El libro es el resultado de mi vida con los demás, no tengo los derechos porque siempre he pensado que nadie es de nadie, que los amigos hay que compartirlos y que las personas no son de nadie. Como el libro es de todos, porque insisto, es una recopilación de treinta años de experiencia y tres de observación propia, pues he decidido que cómo me lo iba a quedar yo. Creo que es un buen karma, creo que hay que devolver. Hay que dar lo que la sociedad me ha dado a mí, y yo se lo he dado a tres héroes.

LM.- ¿Y qué tal van las ventas?

C.Q.- Ahora mismos somos en La Casa de Libro y en El Corte Inglés uno de los tres libros más vendidos de “Empresa y economía”. Está agotado en muchos sitios y estamos desbordados de conferencias, charlas… ¡Está funcionando muy bien!

LM.- ¿Alguna anécdota de esas divertidas que cuentas?

C.Q.- Al final la vida te pone en tu sitio. Hay una con mi madre, que yo la llamé: “Mamá, mamá, a que no sabes con quién he comido hoy, con el Rey Don Juan Carlos”. Yo la llamé presumiendo, ¡si lo teníamos hasta en los billetes! Y al final tu madre te pone en tu sitio, me dijo: “¿Y qué has comido?”. Porque para ella lo importante es su hijo.

Esto te da un baño de humildad, porque lo importante en la vida es el amor. Y el libro está muy vinculado al amor. Ahora mi discurso está teniendo tanto éxito -siendo algo tan sencillo- porque a las personas nos da miedo decir te quiero, nos da miedo amar, preocuparnos por los demás, porque parece un símbolo de debilidad, pero es todo lo contrario, es un símbolo de fortaleza y de grandeza. La inteligencia relacional, que es de la que habla el libro, se entrena. Y no necesitas nada para empezar a usarla, sólo a ti mismo.

LM.- En su presentación llenaste el Teatro Auditorio de Alcobendas, hasta el Alcalde te entregó La Menina, símbolo de la ciudad.

C.Q.- Todo el mundo fue al evento a darme un abrazo, venían pensando: “Para una cosa que nos pide Cipri, pues vamos”. Y yo, como lo sabía, lo que quería era darle una sorpresa a todos y hacerlos grandes a ellos, por eso monté el espectáculo que monté. Pero sí, lo del Ayuntamiento fue toda una sorpresa, pero es que yo amo esta ciudad, amo Alcobendas y San Sebastián de los Reyes. Uno no puede olvidar sus orígenes, lo que le ha hecho grande.



Aún no hay comentarios en este artículo

Deja tu opinión